FERNANDO COUSO GARCIA

– Graduado en Criminología por la Universidad del País Vasco. UPV-EHU.

– Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales.

ZURIÑE GONZALEZ SANCHEZ

– Graduada en Criminología por la Universidad del País Vasco. UPV-EHU.

Síguenos
  >  Infanticidios   >  “Ahí te dejo lo que te mereces” – El último mensaje de un malnacido

“Ahí te dejo lo que te mereces” – El último mensaje de un malnacido

Fernando Couso García

 

Dos semanas de vacaciones, totalmente desconectado del mundo, han servido para oxigenarme, cargar las baterías y olvidar por unos días cuanto malnacido se encuentra insertado en nuestra sociedad.

Pero todo lo bueno se acaba y toca volver a la triste realidad. Y en la triste realidad de mi trabajo me encuentro con Martín Ezequiel Álvarez Giaccio, asesino de su hijo de 2 años en un hotel de Barcelona, que ha pasado, (como no podía ser de otra forma), a ser una de las personas más buscadas de España.

Según relata uno de los agentes de la Guardia Urbana, que hallaron al niño en una habitación del hotel Concordia situado en la avenida del Paralelo de Barcelona, la imagen del pequeño inconsciente y con la cara completamente amoratada es lo más duro con lo que se ha tenido que enfrentar a lo largo de su carrera profesional. Comentario lógico de cualquier ser humano.

El que es inhumano es ese despreciable ser que asesine de esa manera a su hijo. No concibo mayor expresión de crueldad que dejar un mensaje a la madre del niño diciendo “Ahí te dejo lo que te mereces”, deshumanizando a su propio hijo y convirtiéndolo en un objeto que sólo sirve para ser usado como ariete contra ella.

Hasta el menos ilustrado en las ciencias criminológicas es capaz de determinar que este cruel asesinato ha sido premeditado. Aquí no caben brotes, detonantes, estados transitorios y un sinfín de excusas que solo enmascaran una cruda realidad, y no es otra que la venganza contra la persona que ha decidido dejar de ser tu pareja.

Te arrepentirás“. Dos palabras para definir uno de los principios de la violencia vicaria, (violencia que ejerce un hombre cuando busca dañar a una mujer a través de los hijos comunes). “Ahí te dejo lo que te mereces”. Un macabro mensaje para provocar la revictimización de una madre cuya vida nunca volverá a ser la misma.

Premeditación al pedir que le dejasen al niño para ir a pasar la tarde juntos. Premeditación al haber alquilado la habitación de hotel unos días antes. Premeditación en los crueles y amenazantes mensajes enviados a la madre después del asesinato. Premeditación al apagar el teléfono móvil nada más salir del hotel para que no se pudiera seguir su pista. Premeditación al coger un taxi, ir al aeropuerto y decir al taxista que le espere, que ahora vuelve. Premeditación … premeditación.

Cuando todavía no hemos digerido el asesinato de Olivia y Anna otro malnacido decide “matar en vida” a la mujer que decidió acabar con su relación sentimental. “Ahí te dejo lo que te mereces”. ¿No quieres seguir conmigo?, ¿te atreves a dejarme?, ¿quién eres tú para dejar a alguien como yo?, … Pues ahora vas a recibir lo que mereces. Te voy a quitar lo más importante de tu vida, pero te dejo vivir para que cada día te acuerdes de mí.

Como profesional, considero que el asesinato de un hijo para hacer daño al otro progenitor, o expareja, es la mayor muestra de crueldad y maltrato que se puede realizar sobre otro ser humano y deben ser contemplados dos crímenes, y por tanto dos víctimas, en el mismo acto, (el pequeño y su madre/padre), ya que los dos, de una forma y de otra, han perdido la vida.

Por cierto, este miserable huyó como la rata que es, y a día de hoy sigue desaparecido. Adjunto su fotografía y ruego su difusión. Ya que no podemos ejecutar a los malnacidos, por lo menos debemos apartarlos definitivamente de la sociedad.

 

Publicar un comentario